losbailesdesalon.com





ESTILO INTERNACIONAL (SOCIAL)

El estilo social y el estilo deportivo son muy diferentes, porque los objetivos que cada uno tiene lo son. El estilo social está pensado para divertirse y, aunque uno pueda tener un afán de superación importante, el objetivo sigue siendo el entretenimiento. El objetivo del estilo de competición es igualmente concreto, el de ganar la competición o por lo menos quedar lo mejor posible, y aunque uno también compita para divertirse, si no se baila para ganar no tiene sentido ir a una competición. Esta diferencia, más el conservadurismo extremo de las organizaciones internacionales del baile deportivo, han hecho que ambos estilos hayan convivido ignorándose mutuamente durante muchos años, convirtiéndose en dos mundos muy diferentes. Últimamente, varias son las razones por las cuales esta situación está cambiando. La primera de ellas es el famoso programa de Mira quién baila, que hizo que muchos aficionados al baile social supiesen que bailes como el quick, o el vals inglés existían, o que el cha cha cha también se podía bailar con izquierda adelante y derecha atrás. Además, a estas alturas ya hay muchos aficionados que llevan muchos años dando clases y salvo dos o tres bailes, ya lo saben prácticamente todo. Estos aficionados a los que les resulta muy difícil encontrar algo nuevo en el baile social, ven en el internacional un filón de figuras desconocidas. El caso es que hay gente interesada en el estilo internacional. Personalmente creo, que es un error que una pareja que empiece en el mundo del baile con la intención de divertirse el fin de semana, lo haga empezando con este estilo; sobre todo, porque no contempla muchos de los bailes que suenan en las pistas de baile y estarían dando una mezcla de estilos un tanto confusa. Pero para la gente que ya tiene conocimientos suficientes, me parece un acierto que empiecen a aprender el estilo internacional. Lógicamente, no puedes pedir que en una pista llena de gente hagan una determinada figura girando los famosos tres octavos, ni que bailen un pasodoble enlazando una figura tras otra sin caminar y contando de ocho en ocho. Seamos realistas, no se puede enseñar el estilo de competición puro y duro a personas cuyo objetivo sea ir el fin de semana a divertirse en la pista de baile.



figura de baile de competición

Habrá que crear un estilo deportivo light, o dicho de otra manera, habrá que socializar el baile deportivo. Este estilo de baile es lo que se puede llamar estilo Internacional social, o simplemente internacional, y es algo que empieza a aparecer en las pistas de baile, sobre todo en bailes como el bolero, quick, vals inglés, y algún otro, e incluso mezclar figuras de uno y otro estilo como en el rock-jive. Lo permisivo que tiene que ser el profesor con respecto a la técnica, dependerá del nivel y capacidad de los alumnos. A los alumnos que llevan varios años bailando social, sí les puedes enseñar un hip twist o un espiral. Pero si son novatos, necesitarás demasiadas horas, y como no van a entrenar fuera de la clase, al final del curso prácticamente no habrán aprendido nada y, lo que es peor, no habrán disfrutado del baile. La mayoría de la gente que empieza con este estilo sin haber dado antes el social, avanza muy lentamente. Personalmente creo que es un error y que el estilo internacional es para los que ya saben bailar.