losbailesdesalon.com





HISTORIA DE LAS COMPETICIONES DE BAILE

Las primeras noticias que se tienen sobre competiciones de baile de salón datan de 1907 y están en Francia. Más que competiciones se podrían llamar concursos, ya que no había federaciones o asociaciones encargadas de regular dichos concursos. Fue un empresario avispado llamado Camille de Rhynal, que además era bailarín, coreógrafo y compositor, el pionero en la organización de concursos de baile de salón a nivel internacional. En 1907 organizó en Niza el primer Trofeo de Tango, primera competición de la que se tienen referencias. En 1909 Camille de Rhynal organizó en París el primer campeonato del mundo de baile de salón. Pero esta competición no distinguía entre aficionados o profesionales, ni tampoco sobre la nacionalidad de los bailarines. Las normas y reglamentos eran mínimos, y había una competición por baile y, por lo tanto, un campeón por cada baile. De 1909 a 1921, Camille de Rynal siguió realizando sus concursos de baile anualmente con regularidad.
Mientras tanto, en Londres, se estaba realizando un gran esfuerzo por regular y reglamentar el baile de salón y, en 1922, se celebró en esta ciudad el que puede considerarse como el primer campeonato mundial de baile de salón, en donde ya sí se distinguía entre profesionales y amateurs, y en donde sí había unas normas y una reglamentación suficiente. Los bailes que se bailaban entonces eran todos de la categoría estándar, ya que los latinos todavía no existían en Europa. Los campeones de este primer campeonato fueron la pareja compuesta por Victor Siverster y Phylis Clark. Por su parte, Camille de Rhynal siguió con sus concursos de baile, pero el desarrollo del estilo de baile inglés, con la regulación y definición de bailes, técnicas y figuras, hizo que sus torneos fuesen eclipsados por los campeonatos celebrados en Londres.
Un problema surgió en el baile de competición desde el comienzo. No había una organización internacional con el reconocimiento de todos los países que pudiese regular las competiciones y, desde el principio, las diferentes federaciones y asociaciones de baile de los distintos países estuvieron pugnando para hacerse con el control. Solamente el I.S.T.D.(Sociedad Imperial de Profesores de Baile) de Londres ha tenido desde el comienzo el reconocimiento de todos, y por ello, ha sido siempre quien ha regulado la parte de técnica: figuras, pasos y bailes. Es esta organización la que impuso el estilo inglés en los bailes de salón, lo que hizo posible la realización de campeonatos internacionales a pesar de las disputas por su control, manteniéndose regularmente, a excepción de los años de la segunda guerra mundial, en donde cesaron su actividad.
En septiembre de 1950, se fundó el I.C.B.D (Concilio Internacional de Baile de Salón), con el consenso de todos los países, que luego se trasformó en 1959 en el Danza del mundo y consejo de DanceSport (WD-DSC), que ha permanecido hasta hoy regulando las competiciones de baile internacional.
Es en esta fecha, 1959, cuando se inaugura la sección de latinos en los campeonatos mundiales, después de una gran labor de estandarización, realizada años antes por profesores y bailarines, entre los que destaca Walter Laird, que aparece en la foto de abajo bailando latino en 1960



disfurtando con el baile

En 1965 se crea el I.D.S.F. (International Dance Sport Federation) al margen del Concilio, para cubrir las competiciones de baile amateur y dejando para el Concilio las competiciones de profesionales. La realidad es que vuelve a surgir otra vez el conflicto, ya que en seguida las dos organizaciones intentan cubrir tanto a profesionales como a amateurs. En 1997 la IDSF recibe el respaldo del Comité Olímpico Internacional, declarándola la única federación representante del baile de salón, pero esto es insuficiente para el ingreso de los bailes de salón como deporte olímpico, debido a que la mayoría de los profesionales siguen perteneciendo al Concilio.
Hoy en día, estas dos asociaciones realizan sus propios campeonatos, impidiendo que los participantes de una de ellas puedan presentarse en la otra. La Federación Internacional de Baile Deportivo (IDSF), es el organismo internacional que regula el baile en el campo amateur, mientras que el Consejo Mundial de Baile y Baile Deportivo (WD-DSC), es el organismo internacional que regula el baile en el campo profesional. En España, prácticamente todos los bailarines que se dedican a la competición internacional lo hacen en competiciones IDSF, a través de la AEBDC (Asociación Española de Baile Deportivo y de Competición).