losbailesdesalon.com





LA LINEA ES DE ELLAS

No es que sea un error muy frecuente, pero a veces hay chicos que cuando bailan salsa en línea piensan que la línea es suya, o al menos tan suya como de la chica. Es mentira, la línea es siempre de la chica por ser ella la que realmente baila en línea. Cuando hacemos un cross para que ella pase por nuestra izquierda, el chico que empieza en la línea frente a ella, debe de retirarse desplazándose un poco a su derecha para que ella pase en línea recta, y cuando ha pasado, nosotros nos volvemos a colocar en la línea frente a la chica. Si queremos que ella pase por nuestra derecha, haremos lo mismo pero desplazándonos hacia la izquierda. Esto que parece tan evidente a veces no lo es. Hace poco, haciendo de chica, -aclaro que aunque yo soy muy macho me gusta hacer de chica porque se baila más que de chico-, me encontré con que el chico no se apartaba para dejarme pasar, con lo que pude comprobar cómo se complican los giros al pasar. La chica tiene que hacer el paso 4 (tiempo 5) en diagonal, y luego girar al tiempo que te desplazas para volver a la línea, lo que complica las cosas para ellas.



mulata disfrutando bailando salsa

Además, estos desplazamientos laterales del chico son la mejor indicación para que ellas sepan si deben pasar al otro lado, o por el contrario deben quedarse marcando el paso o girando en el sitio. Es una marca más clara e intuitiva que cualquier otra que hagamos con las manos. Realmente, si ella te ve apartarte no necesitarás ni tirar de ella, ella solita pasará. Luego a mitad de camino ya le indicas si hay vuelta u otra cosa. Si no lo haces así, no te extrañe que la chica se quede en el sitio cuando quieras que pase, o pase cuando quieras que se quede. Ninguna chica debería pasar si él no se desplaza dejándole el camino libre, y si te tiran de la mano sin apartarse, como me paso a mí, hacer una aspirina o una capa, pero no paséis. Si él sabe, seguro que aciertas, y si no sabe... que aprenda.



bailando salsa

Además de todo esto, estos ligeros desplazamientos también tienen una función estética, la de parecer caballerosos dejando pasar a la chica. Así que recordar que la línea es siempre de ella y sois vosotros los que debéis apartaros y dejarla pasar.