losbailesdesalon.com





HISTORIA DEL TANGO: SUS ORIGENES

el famoso caminito en 1939

La mayoría de los historiadores sitúan la fecha de su nacimiento en las últimas décadas del siglo XIX, y si bien el sitio exacto no está definido, fue en los arrabales de Buenos Aires donde el tango creció y se desarrolló. Parece claro que tuvo un origen prostibulario, y que sus primeros pasos y figuras se dieron en los bailes prostibularios que se realizaban en las zonas más pobres y marginales de los arrabales.
Hacia 1880, la inmigración en Buenos Aires era un fenómeno de dimensiones espectaculares, tanto la interna procedente de zonas rurales, como sobre todo la procedente de otros países. La mayoría de los inmigrantes eran hombres solos, con lo que la proporción de hombres y mujeres empezó a desequilibrarse, provocando la aparición de muchos hombres solos, alejados de su familia y de su tierra. Este hecho hizo que la prostitución creciera espectacularmente en los arrabales y zonas portuarias de Buenos Aires. Para atraer a la clientela y provocarles, era frecuente que en estos sitios se realizaran bailes más o menos improvisados. La música se oía en los alrededores atrayendo a la clientela, y el roce de los cuerpos al bailar beneficiaba claramente al negocio.
En aquella época, los bailes de pareja abrazada eran pocos y monótonos. Casi todos se bailaban como el vals o la polka, girando y dando vueltas alrededor de la pista ininterrumpidamente. En los bailes prostibularios, es fácil suponer que los hombres tendrían una libertad para la creación de pasos y figuras que no tendrían en otro tipo de bailes, más sujetos a la norma. Sin duda, el alcohol y la farra serían alicientes importantes para salirse de la norma y hacer algo distinto. El carácter exhibicionista y ostensorio de muchos de los protagonistas que acudirán a estos bailes, también contribuyó a la creación de pasos y figuras jamás vistos en los por entonces monótonos bailes de pareja abrazada. En definitiva, se empezó a crear una manera de bailar en donde el roce carnal y las figuras estrafalarias eran sus ingredientes principales. Esta forma de bailar fue poniéndose de moda en estos ambientes marginales, y dando lugar a una coreografía que era todo un alarde de creatividad y originalidad.
La música que servía para ejecutar esta forma de bailar, podía ser cualquiera: vals, polkas, habaneras... aunque se intuye que una de las más usadas sería la milonga campesina, que era una musiquilla sencilla de origen rural a la que se le ponían algunas frases con rima o payadas, que aludían a personajes o hechos del lugar. Los músicos modificarían estas músicas para acoplarlas al nuevo baile y, en algunos casos, le pondrían letras alusivas al sexo y al prostíbulo.
Las primeras figuras que identificaron al incipiente tango fueron los cortes y las quebradas. Los cortes eran parones bruscos que los bailarines ejecutaban de forma sorpresiva, adoptando posturas de pareja acrobáticas a la par que sugestivas. Las quebradas eran cortes en donde a la mujer se le doblaba o quebraba la espalda. Fue tal la importancia de estas figuras, que a esta forma de bailar se llamó bailar con corte, o bailar a puro corte.




El crudo ambiente donde nace el tango.
Imágenes de la pelicula "Bastardos del Tango" escrita y dirigida por José Pérez.



Los sitios en donde se creó el tango.
Imágenes de la pelicula "Bastardos del Tango" escrita y dirigida por José Pérez.